Noticias
Duitama celebra sus 35 años

SEP04

Duitama celebra sus 35 años



CONFIAR

En 1984 Cotrasofasa llegó a Duitama. Esta ciudad boyacense fue uno de los lugares donde ensambladora de automotores Sofasa abrió sus puertas y, por ende, los miembros de la naciente cooperativa de trabajadores sintieron la necesidad de tener allí también una sede.

Para conocer más de esta historia y celebrar los 35 años de presencia en Duitama, compartimos uno de los capítulos de nuestro libro Confiar, una conquista solidaria

El eco de Duitama: dos entusiastas
El eco del quehacer cooperativo llegó hasta Duitama. La
región empezó a vivir un auge con la presencia de Sofasa.
Quienes se vincularon a la empresa provenían de localidades
rurales, eran campesinos que traían consigo un legado
sociocultural que se remonta a las huellas indígenas
y a los impactos del mestizaje que, en la meseta cundiboyacense,
definieron los acontecimientos históricos durante
la Colonia y después en la construcción de la República.

Dueños de una identidad local, la personalidad de
los boyacenses suele desanclar su hermetismo para abrirse
a las innovaciones si median en ellas las prácticas, los
acuerdos o los beneficios colectivos. Martín Moncada fue
uno de los personajes que encarnaban ese perfil.
Ángel Gutiérrez no era de la región, provenía de Montería,
en donde se había especializado en una tecnología
en electricidad. En 1979 se vinculó a la planta de Sofasa
en Duitama, allí sobresalió por la actividad sindical y
coincidió con Martín Moncada en la idea de promover
a Cootrasofasa entre los trabajadores. Para dar inicio a la
aventura, en coordinación con la gerencia de la cooperativa,
promovieron la venta de carpas y vajillas entre sus
compañeros. Era una decisión arriesgada por los antecedentes
del Fondo de Solidaridad, Fedeso, que existió
y quebró por un pésimo manejo, creando un ambiente
de desconfianza entre los trabajadores. El éxito inesperado
los motivó a dar un paso más y ensayaron con la
venta de electrodomésticos a crédito; la acogida los dejó
inquietos. La idea de atender requerimientos de los
compañeros clamaba por una organización más sólida
que garantizara una actividad continua, esto los llevó a
trabajar con ahínco para establecer la primera sucursal
de Cootrasofasa en Duitama.

El 26 de mayo de 1984, rodeados por un prado de numerosas
flores que ambientaban la entrada del Club Recreativo
Las Margaritas, 39 trabajadores firmaron el acta
de compromiso para dar cobijo a la cooperativa
en Boyacá. Una máquina de escribir prestada
y dos sillas conformaban la dotación de
la primera oficina ubicada en el tercer piso del
edificio El Carey. Allí fueron llegando los afiliados
y los que querían vincularse. En agosto
de 1984 se nombró como director a Humberto
Narváez, quien se instaló en los escasos tres
metros cuadrados de la oficina; en el estrecho
espacio cabían todas las expectativas de
los trabajadores que se adhirieron al proyecto
cooperativo, identificados con una idea que
les era muy suya.

Páginas 42-43

Si quieres conocer más sobre la historia de Confiar, descarga el libro Confiar, una conquista solidaria

CONFIAR Cooperativa Financiera - Establecimiento de Crédito

Suscripción a boletín

Si quieres estar enterado de las principales noticias, convocatorias campañas y eventos suscríbete.

CONFIAR Cooperativa Financiera - Línea Confiable: 444 10 20 Medellín, Área Metropolitana y Oriente Antioqueño - 307 70 20 Bogotá - 01 8000 410 050 Resto del país